Martes , 6 diciembre 2016

Mil 300 mujeres se incorporaron a la Misión Madres del Barrio

Mdelbarrio1

En el teatro Catia  en la parroquia Sucre  se celebró la incorporación de madres humildes y luchadoras a proyectos socioproductivos de la Misión Madres del Barrio.

El evento fue encabezado por la viceministra de Formación y Participación Protagónica con perspectiva de Género del Ministerio para la Mujer, Rebeca Madriz. Además hubo una representación de féminas que celebraron que serán madres emprendedoras.

Al programa se incorporaron mil 300 madres de escasos recursos, quienes tendrán la oportunidad de emprender sus proyectos socioproductivos.

“La inclusión llegó en Revolución”, “La ayuda la vamos a convertir en un alivio para nosotras y nuestro hogar” y “Somos hijas de Chávez” fueron algunas de las afirmaciones que con entusiasmo exclamaban mujeres de las diferentes parroquias caraqueñas, favorecidas con el programa social que impulsó en vida el Comandante Eterno de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías.

“Me siento muy emocionada con esta ayuda, inmensamente feliz porque este dinero será para hacer más felices a mis hijos y, sobre todo a mi hija de cinco años que padece de fibrosis quística (enfermedad genética pulmonar crónica)”, expresó Lucía Colmenares, habitante de la parroquia La Vega, quien es una de las nuevas beneficiarias de la misión.

Angélica Yoris, de El Valle, recalcó que Madres del Barrio significa para ella no solo una mejora para su situación económica, sino también una ayuda moral y espiritual que contribuirá con su crecimiento como mujer, para madurar, emprender proyectos socioproductivos, salir de la pobreza extrema y ayudar a su comunidad.

“Eso para mí es muy importante porque podré ayudar a mi esposo que es comerciante y trabaja por su cuenta. Debemos mantener a nuestros siete hijos y uno que viene en camino”.

Votar

También puedes ver

Lote de medicamentos

Llega a Venezuela un lote de medicamentos de alto costo

El pasado sábado, llegó a Venezuela un nuevo lote de medicamentos de alto costo, que no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *